Inicio de sesión
Cesta de la compra
Pague fácilmente mediante tarjeta de crédito, PayPal o transferencia bancaria
Derecho de devolución en 14 días
El hilo proviene siempre del mismo lote de tinte
Envío mundial/internacional

Relajarse a mano: descubra el por qué y el cómo

Relajarse a mano: descubra el por qué y el cómo
Publicado el 17-4-2020 por api@more2make.nl

En una época en la que el término "días de trabajo" es sinónimo de "días de estar en casa", a veces es difícil encontrar el equilibrio adecuado entre los negocios y el placer. Estar en casa todo el día significa que muchos de nosotros sentimos la necesidad urgente de ser productivos y mantenernos ocupados todo el día. Y así, nos encontramos enviando correos electrónicos a las 10 de la noche o enviando mensajes de texto a nuestros colegas mientras vemos una serie en uno de los muchos servicios de streaming que existen. Encontrar un buen equilibrio entre el trabajo y la vida personal lleva tiempo. Pero no pasa nada. Al fin y al cabo, Roma tampoco se construyó en un día. Al final, esta pintoresca ciudad se construyó, así que anímate: tú también puedes entrenarte para relajarte de vez en cuando. ¿Cómo? Siga leyendo para descubrir nuestro mejor consejo.

Hacer manualidadespara relajarse -Lo has adivinado. Para experimentar un momento de "zen", te recomendamos que practiques la artesanía. Ya habrás aprendido en la escuela primaria -el lugar donde muchos de nosotros damos nuestros primeros pasos como artesanos- que las manualidades tienen un efecto realmente positivo en tu bienestar físico al mejorar tu motricidad fina. Pero eso no es todo. Coger la aguja de ganchillo, de punto o de coser puede producir un momento de calma y mediación, algo de lo que podemos dar fe muchos de los miembros del equipo de Yarnplaza y nuestros clientes. Y merece la pena analizar este potencial.

Artesanía + más artesanía = relajación

Está claro que no todo el mundo ha descubierto los fantásticos beneficios de las manualidades cuando se oyen comentarios como "¡¿Tejer?! Eso es algo que hacía mi abuela!" o "¿Por qué vas a tejer tú misma una bufanda? ¿No es más fácil comprar una?". A nosotros, los artesanos, nos corresponde demostrarles lo contrario y dejarles claro que las manualidades son una salida para divertirse y un espacio donde dar rienda suelta a la creatividad.

Los académicos han citado la artesanía como una gran manera de pulsar el botón de reinicio. Las acciones rítmicas y repetitivas de tejer, hacer ganchillo, perforar con agujas y hacer macramé producen una sensación de calma. Una vez que le has cogido el tranquillo a la técnica y tienes unos cuantos proyectos en tu haber, coger el gancho o las agujas puede reducir el ritmo cardíaco y la presión arterial. Esto se debe a que, con la experiencia y el dominio de las puntadas básicas, dejas de concentrarte tanto y las acciones se vuelven más automáticas. Así se produce la relajación.

En los últimos años, cada vez más jóvenes profesionales se han dado cuenta de las bondades de la artesanía. No sólo un poco de hilo y un gancho o una aguja les permiten vaciar sus mentes y escapar de sus ocupados trabajos por un tiempo, sino que la artesanía también satisface su gusto por la autosuficiencia. Los jóvenes (¡y no tan jóvenes!) dan cada vez más la espalda a la producción en masa y acogen con los brazos abiertos todo lo que es original y auténtico. Hacer ganchillo o tejer una bonita manta o una preciosa bufanda con un color único para ti encaja perfectamente en este movimiento de bricolaje.

Cómo

Puedes experimentar cómo funciona la artesanía para relajarse de diferentes maneras. Piensa, por ejemplo, en los maravillosos momentos que podrías pasar si te reunieras con un amigo, un familiar, un colega o un vecino para hacer manualidades juntos. Añade una taza de té o café, o incluso una copa de vino, y ya tienes todo listo para pasar una tarde divertida o una noche estupenda.

Por supuesto, eso parece una quimera en esta época de distanciamiento social. Pero no dejes que eso te impida volar en solitario por el maravilloso mundo de las manualidades. Pide un kit listo para usar o únete a un KAL/CAL (Knit-A-Long/Crochet-A-Long) y te prestaremos una mano rosa de Yarnplaza. Los proyectos de este tipo te permiten quitar el dedo del botón de control y renunciar a la responsabilidad. Todo lo que se requiere es que sigas todos los pasos que hemos establecido y estarás en el camino del éxito artesanal. A veces eso es exactamente lo que necesitas para que las preocupaciones desaparezcan.

¿No está seguro de poder crear una pieza con éxito por su cuenta? Por supuesto que sí. La red mundial está repleta de vídeos y tutoriales para solucionar problemas y, por supuesto, nuestro servicio de atención al cliente le respalda si tiene alguna duda. Así que,¡no se estrese!

Postura, postura, postura

Hacer manualidades para relajarse no es posible sin adoptar una postura relajada. Aquí tienes algunos consejos de nuestros diseñadores de Yarnplaza:

  • Asegúrate de estar sentado cómodamente, con el trasero y la espalda apoyados en el respaldo de la silla.
  • Mantenga ambos pies en el suelo.
  • Evita trabajar durante largos periodos de tiempo con el trabajo apoyado en tu regazo. Trabajar en algo tan bajo hace que la cabeza y los hombros se inclinen. A la larga, esta postura curvada provocará tensiones, así que asegúrate de mantener tu trabajo a una altura cómoda.
  • Utiliza buenas herramientas ergonómicas. Comprueba, por ejemplo, si tu aguja de ganchillo se adapta perfectamente a tu mano. Muchas personas consideran que las agujas circulares con conectores en ángulo se adaptan mejor a sus manos que las agujas rectas.
  • Siempre que estés emprendiendo un maratón de ganchillo, punto, agujas o macramé, recuerda hacer muchas pausas para descansar los ojos y estirar las piernas. Relaja los hombros y las muñecas girándolas y estira los dedos tocando un poco de piano de aire.

¿Has considerado...?

Hacer manualidades es posible en cualquier lugar y en todas partes. En el jardín, en el sofá, en la piscina, en la playa. Sin necesidad de Wi-Fi, Bluetooth o cargador. Sólo tú, unos ovillos de hilo, un gancho o un juego de agujas y un patrón. Eso es todo lo que necesitas.

Y una vez que hayas cruzado la línea de meta y hayas completado tu proyecto, date una merecida palmadita en la espalda. ¡Bien hecho! El siguiente paso es mostrar tu creación al mundo. Piensa en todos los halagos y las miradas de envidia que recibirás ahora que eres el "creativo" de tu círculo de amistades. Y una vez que los elogios y la fanfarria hayan terminado, podrás descansar en tu sofá con tu delicioso y cálido jersey hecho a mano o bajo tu acogedora manta de ganchillo y disfrutar de algunos momentos de paz y tranquilidad. Puro zen...

Cesta de la compra

Limpiar los filtros

Filtro

Cancelar
Confirmar