Inicio de sesión
Cesta de la compra
Pague fácilmente mediante tarjeta de crédito, PayPal o transferencia bancaria
Derecho de devolución en 14 días
El hilo proviene siempre del mismo lote de tinte
Envío mundial/internacional

Lavar la ropa de lana: consejos para que la lana sea la mejor

Lavar la ropa de lana: consejos para que la lana sea la mejor
Publicado el 20-7-2020 por api@more2make.nl

"¿Cómo hay que lavar la ropa de lana?" Esta es una pregunta que nos hacen a menudo, así que hemos pensado en reunir todos nuestros consejos para lavar la ropa de lana en este post. Una vez que hayas leído estos consejos y trucos principales, ¡el día de la colada (de lana) será un juego de niños!

¿Cuántas veces te has encontrado frente a tu lavadora, con los tejidos de lana en la mano, debatiendo contigo mismo?

... ¿Debería? ¿No debería?
... ¿Y si mi jersey favorito se transforma en uno de tamaño de muñeca?
... ¿Y si mi obra maestra de punto pierde la vitalidad de sus colores o el ajuste perfecto?

¡Deja de preocuparte! La lana es mucho más fácil de mantener de lo que crees y, con el enfoque adecuado, tus prendas de lana favoritas se mantendrán en las mejores condiciones. Hemos elaborado una lista de consejos útiles para lavar la ropa de lana sin que se encoja ni pierda el color.

1 | La lana se limpia sola

Seguro que a veces usar la lavadora y el detergente para la ropa es más esencial que opcional. Pero, ¿sabías que la lana es autolimpiable? La lana contiene una cera natural llamada lanolina, que es resistente a la suciedad y al agua. Cuando la lanolina entra en contacto con la humedad, actúa como un jabón natural. Así que cuelga tu jersey o cárdigan en el tendedero o frente a una ventana abierta siempre que necesites refrescarlo. Así te ahorrarás otra carga de lavado.

2 | Lavado de lana en la máquina

Si tus prendas de punto se manchan o empiezan a oler un poco mal, puedes meter tus prendas de lana en la lavadora con toda confianza. Asegúrate de no combinar la lana con otros materiales y de no llenar demasiado el tambor. La lana necesita mucho espacio para centrifugar; de 1 a 2 kg es el máximo. Utilice siempre el programa especial de lavado de lana para lavar sus prendas de lana. Este programa calienta lentamente hasta los 30 °C (unos 90 °F), lo que garantiza que las sensibles fibras de lana se acostumbren gradualmente a esta temperatura. Y ajusta el ciclo de centrifugado a un máximo de 600 rpm. Cuanta menos fricción, mejor.

3 | Lavado de ropa de lana a mano

Si tu lavadora no tiene un programa para lana, no te queda otra opción que lavar tus jerséis a mano. Esto puede parecer una opción segura e infalible; seguramente tus manos tratarán tu hermosa obra con más cuidado que una máquina. Sin embargo, debes prestar atención, sobre todo a la temperatura del agua. Asegúrate de que no supere los 30 °C (o 90 °F). Y créenos, 30 °C se sienten sorprendentemente frescos. Llena la bañera con un poco de agua y añade un poco de detergente. Dale la vuelta a la prenda y métela en el agua. Déjala en remojo durante un máximo de 10 minutos. A continuación, aclárala bien, pero con cuidado, y luego escurre el agua de tu jersey con cuidado. Está estrictamente prohibido escurrir.

4 | Detergente para ropa de lana

No sólo es importante la forma de lavar tus prendas de lana, sino también con qué las lavas. Elige siempre un detergente especial para lana. Esto protege, entre otras cosas, la capa de cera natural de la lana. Además, los detergentes para lana tienen un pH neutro y no contienen enzimas que puedan atacar las fibras naturales de la lana. Dato curioso: el detergente para lana hace más espuma que el detergente normal para reducir la cantidad de fricción entre las prendas. Y una cosa más: ¡nunca utilices suavizante!

5 | Secado de los tejidos

Sí, la secadora es muy útil, sobre todo cuando los días son fríos y húmedos. Pero para la ropa de lana, la secadora es sencillamente "imposible". Una vez que hayas lavado y centrifugado/secado parcialmente tus prendas de lana, pon el jersey o el cárdigan en posición horizontal para que se seque sobre una toalla limpia y seca. Si lo secas en plano, te aseguras de que mantenga bien su forma. No seques tus prendas de lana a la luz directa del sol para evitar que se decoloren.

6 | Cómo quitar las manchas de los tejidos de lana

Oh, no, has sido muy cuidadoso pero aun así has conseguido derramar algo en tu jersey de lana favorito. Como ya hemos dicho, la lana es repelente al agua por naturaleza, así que no te asustes; los líquidos derramados se absorberán lentamente. Eso sí, asegúrate de que te ocupas de las manchas de inmediato. Y hazlo con cariño: seca la mancha con un paño que absorba la humedad. Sobre todo, intenta no frotar. A continuación, aclara la mancha con agua fría o tibia. Si la mancha sigue sin salir, es hora de pasarla por la lavadora (en un ciclo de lana, por supuesto). Como último recurso o en casos extremos, acude a la tintorería.


 

Ahora que el lavado de la ropa de lana ya no tiene secretos para ti, aquí tienes otros dos consejos extra sobre cómo cuidar y guardar tus prendas de lana favoritas. ¡No querrás perdértelos!

7 | El cuidado de la ropa de lana

Para que tus prendas de lana conserven su brillo y sigan recibiendo cumplidos, necesitan más cuidados que un simple lavado y secado. La lana tiene un inconveniente: se apelmaza (o forma píldoras) más rápido que otras fibras. Te recomendamos que inviertas en un buen peine para lana, como éste Peine de lana Yarnplazaque hace que quitar las pelusas de tu ropa sea un juego de niños. Un artilugio muy práctico.

8 | Cómo guardar la ropa de lana

No cabe duda de que tu jersey de lana favorito nunca verá el interior de tu armario durante los meses más fríos. Pero cuando te lo quites, te sugerimos que lo cuelgues en una percha de vez en cuando. El aire fresco es bueno para tu jersey y lo hará menos atractivo para las polillas. Cuando llegue el momento de cambiar el vestuario de verano, guarda tus jerséis de lana -lavados y secos- en una caja de plástico cerrada. Una buena idea es meter una bolsita de lavanda con ellos. Las polillas odian el olor y se mantendrán alejadas de tus tesoros de lana.

¿Tienes más preguntas sobre el lavado de la ropa de lana? ¿O tal vez un consejo para compartir? Háganoslo saber en los comentarios de abajo.

Cesta de la compra

Limpiar los filtros

Filtro

Cancelar
Confirmar