Inicio de sesión
Cesta de la compra
Pague fácilmente mediante tarjeta de crédito, PayPal o transferencia bancaria
Derecho de devolución en 14 días
El hilo proviene siempre del mismo lote de tinte
Envío mundial/internacional

Arm Knitting - Cómo tejer un chaleco con el brazo

Arm Knitting - Cómo tejer un chaleco con el brazo
Publicado el 2-11-2020 por Elianne van Steenis
¿Te apetece probar algo nuevo o buscas un punto súper grueso? El "Arm Knitting" vuelve a estar de moda y es una forma rápida de tejer un acogedor accesorio de invierno . Al utilizar los brazos como agujas de tejer, se crean bucles extragrandes que dan a la tela tejida un aspecto extra fresco. Perfecto para un chaleco de punto. Así que guarda esas agujas y ponte a tejer. Sí, eso incluye a los principiantes. Te guiaremos paso a paso para que sepas cómo tejer un chaleco con el brazo. ¿Preparada? Sigue leyendo!

Con el tejido a brazo, puedes ser tan creativa como quieras. Utiliza hilos súper gruesos o teje con doble (o incluso triple) hebra de hilo. Mezcla las fibras. Juega con las combinaciones de colores para crear una prenda a tu gusto. La gama de proyectos que puedes realizar es igual de amplia, desde bufandas hasta mantas. Creemos que un chaleco es un gran primer proyecto. Es sencillo de hacer y divertido de experimentar. ¿Cómo harás que el tuyo sea realmente único?





Para conseguir el mejor efecto, elige un hilo grueso para tejer con el brazo. Las dos lanas que te proponemos para este tutorial son ideales: Yarn and Colors Urban y Katia Love Wool. Katia Love Wool es una lana 100% natural compuesta por lana (85%) y alpaca (15%). El hilo grueso, Yarn and Colors Urban, está hecho principalmente de acrílico (85%) con una pequeña cantidad de lana (15%). Ambas opciones están disponibles en una gama de colores, que incluye tanto tonos fríos de invierno como colores brillantes de tendencia.

Requisitos:
4
ovillos de lana Katia Love color 118 (o uno de los otros 22 colores) O - 4 ovillos Yarn and Colors Urban color 069 (o uno de los otros 29 colores)



Cola larga para

tejer
1. Haz un nudo corredizo con una lazada grande y coloca la lazada en tu brazo derecho. Asegúrate de que el hilo de la cola tenga mucha longitud. 2. Sujeta el hilo de cola y el hilo de trabajo (unido al ovillo) con la mano izquierda, como lo harías al tejer con agujas. Enrolla el hilo de cola hasta la parte delantera de tu pulgar y envuelve el hilo de trabajo por encima de tu dedo índice hasta la parte trasera.
2. 2. Mueve tu mano derecha de delante a atrás por debajo de la hebra más cercana del bucle envuelto sobre tu pulgar. Una vez que haya pasado parte de la mano, pase al paso 3.
3. Pasa tu mano derecha por la hebra más lejana del bucle sobre tu dedo índice, moviéndote de atrás hacia adelante por debajo de ella. Tira de esta hebra hacia arriba para hacer un bucle.
4. Desliza el bucle por tu brazo y tensa el hilo de forma uniforme. Asegúrate de que no esté demasiado apretada, ya que tienes que poder pasarla por encima de la muñeca. Este es el segundo punto que se ha hecho (el nudo corredizo cuenta como el primer punto). Repite los pasos 2 - 4 hasta que tengas un total de 14 puntos.



Brazo de punto


5. Sujeta el hilo de trabajo con la mano derecha.
6. Con la mano izquierda, pasa el primer punto del brazo derecho por la mano derecha.
7. 7. Ahora inserte su mano izquierda a través del bucle de su mano derecha. Esta lazada es el primer punto tejido, que ahora se encuentra en el brazo izquierdo. Repita los pasos 5 - 7 hasta que haya tejido todos los puntos del brazo derecho. A continuación, repite el proceso de los pasos 5 - 7, esta vez sujetando el hilo de trabajo en la mano izquierda. Trabaja todos los puntos de la izquierda en el brazo derecho.



Cast off





Una vez que tu tejido sea lo suficientemente largo, es el momento de hacer el cast off.

8. 8. Teje 2 puntos en el otro brazo como de costumbre.
9. Suelta la lana y pasa el primer punto que acabas de tejer por encima del segundo. Ahora te queda 1 punto en el brazo.
10. 10. Teje otro punto como de costumbre. Repite los pasos 9 y 10 hasta que sólo te quede un punto. 11. Corta el hilo del ovillo y pásalo por el último punto. Ya sólo queda coser los lados cortos de tu tejido y tejer los extremos. Y ya está, ¡tu capucha está terminada!




¿Prefieres utilizar las agujas de tricotar en lugar de tus brazos para tejer una bufanda o un chaleco? No hay problema. Aquí encontrarás nada menos que 13 patrones para tejer bufandas y capuchas. Así todo el mundo podrá disfrutar de un invierno cálido y con estilo.
¿Ha tejido usted mismo una bufanda o una manta? Inspire a todos compartiendo su creación con nosotros a través de Facebook o Instagram con el hashtag #yarnplaza.

Cesta de la compra

Limpiar los filtros

Filtro

Cancelar
Confirmar